Browse By

Cultura Azteca

Cultura Azteca: Información, legado y todo lo que debes saber

Los aztecas fueron un pueblo mesoamericano precolombino de México central en los siglos XIV, XV y XVI. Ellos se llamaban a sí mismos Mexicas. La República de México y su capital, la Ciudad de México, derivan sus nombres de la palabra “Mexica“. En esta web descubrirás todo lo que debes saber sobre la cultura azteca y su civilización.

La cultura azteca

La cultura azteca

La capital del Imperio Azteca fue Tenochtitlán, construida sobre una isla elevada en el lago Texcoco y la Ciudad de México se construyó sobre las ruinas de Tenochtitlan. La colonización española de las Américas llegó al continente durante el reinado de Huey Tlatoani, Moctezuma II (Montezuma II). En 1521, Hernán Cortés y un ejército aliado de indios americanos que superaban por mucho a los aztecas defensores, conquistaron a los aztecas a través de la guerra de gérmenes, la guerra de asedio, la guerra psicológica y el combate directo.

¿Qué es la Cultura de los Mexicas?

Los mexicas eran un pueblo indígena originario del Valle de México, que hoy son conocidos como los gobernantes del Imperio azteca. Se entiende por cultura mexica lo mismo que cultura azteca, es decir, los grupos étnicos del centro de México, que hablaban el idioma náhuatl y que dominaron gran parte de Mesoamérica desde el siglo XIV hasta el siglo XVI.

Según la historia azteca, cuando los Mexicas llegaron al valle de Anáhuac (Valle de México) alrededor del lago Texcoco, los grupos que vivían allí los consideraban incivilizados. Los Mexicas tomaron gran parte de su cultura de los antiguos Toltecas a quienes parecen haber confundido al menos parcialmente con la civilización antigua de Teotihuacán. Para los Mexicas, los toltecas eran los fundadores de toda cultura; Toltecayotl era sinónimo de cultura. Las leyendas Mexicas identifican a los Toltecas y al culto de Quetzalcóatl con la mítica ciudad de Tollan, que también identificaban con, el más antiguo, Teotihuacán.

La Civilización Azteca

¿Dónde se encuentra la Cultura Azteca?

El centro de la civilización Azteca era el Valle de México, una enorme cuenca ovalada a unos 7,500 pies sobre el nivel del mar. El imperio Azteca incluía muchas ciudades y pueblos, especialmente en el Valle de México. La ciudad más grande del imperio era la capital, Tenochtitlán.

Los primeros pueblos aztecas construyeron balsas de troncos, luego los cubrieron con barro y plantaron semillas para crear raíces y desarrollar tierras más sólidas para la construcción de casas en esta tierra pantanosa. También cortaron canales a través del pantano, de modo que un típico hogar Azteca tenía su espalda a un canal con una canoa atada a la puerta.

Historia de los Aztecas

Cultura azteca

Cultura azteca – Tira de la Peregrinación

La historia de la ascensión de los aztecas al poder es impresionante, y el desarrollo de la cultura azteca es una de las historias más notables de la historia mundial. Ellos eran un grupo relativamente desconocido, de personas que entraron en el Valle de México durante los siglos XII y XIII d. C., y se convirtieron en el mayor poder en las Américas cuando llegaron los españoles, en el siglo XVI.

Poco se sabe de los primeros aztecas, no guardaron un registro escrito. Su historia fue transmitida de boca en boca de una generación a la siguiente. Cuenta la leyenda que vinieron de una isla llamada Aztlán, que significa Lugar Blanco – Lugar de Garzas.

En el códice azteca Tira de la Peregrinación, comúnmente llamado los Pergaminos de la Migración, los pergaminos tienen a aztecas saliendo de Aztlan, que fue descrita como una isla en un lago con Chicomoztoc representado como siete templos en el centro de la isla. Los aztecas sentían que eran el “pueblo elegido” de Huitzilopochtli. Ellos creían que Huitzilopochtli, su dios de la guerra, era su protector porque los había buscado para su tierra prometida.

En algún momento durante el siglo XII y XIII los aztecas se adentraron en el Valle de México, liderados por su jefe Tenoch. Eran gente pobre y con mucha desigualdad, que sobrevivía con alimañas, serpientes y comida robada. Eran odiados y rechazados por todos los habitantes del valle, por sus hábitos bárbaros e incultos. Fueron trasladados de un lugar a otro. A principios del siglo XIV, Huitzilopochtli le dijo a Tenoch que llevara a su pueblo a un lugar de refugio en una isla pantanosa en el lago Texcoco. Cuando llegaron a su destino, debían buscar un águila encaramada sobre un cactus, saliente desde una roca o desde una cueva rodeada de agua. En ese lugar, debían construir su ciudad y honrar a Huitzilopochtli con sacrificios humanos. La ciudad que construyeron se llamaba Tenochtitlan, la ciudad de Tenoch.

En las etapas iniciales del desarrollo de Tenochtitlán la vida de las culturas aztecas fue muy difícil en aquel lugar indeseable. Tenochtitlán se encontraba en una isla pantanosa con recursos limitados, construyeron unas pocas cabañas de paja y barro, y algunos pequeños templos. Los aztecas tendrían que trabajar constantemente para mantener una ciudad en tierras pantanosas. También había tensiones continuas entre los aztecas y los pueblos vecinos en el continente, quienes los despreciaban. A pesar de estos obstáculos, los aztecas trabajaron duro para mejorar la calidad de sus vidas. Adoptaron un sistema agrícola de cultivo llamado Chinampas y en un corto período de tiempo la tierra se transformó en una isla fértil y altamente productiva.

A medida que el imperio azteca se expandía, artesanos especializados y trabajadores comunes fueron llevados a Tenochtitlán para continuar expandiendo la ciudad. Como fue construida en tierra pantanosa, estacas de madera grandes fueron puestas en la tierra suave para proporcionar bases seguras para los nuevos edificios. Fueron capaces de utilizar la piedra Tezontle para construir edificios en suelo inestable. A pesar de estas precauciones, los templos y palacios más grandes a menudo se hundían. Como resultado, los edificios más antiguos eran reparados o reconstruidos continuamente con las estructuras más nuevas construidas sobre el núcleo más antiguo.

Cultura Azteca

Cultura Azteca

En 1376, los aztecas sabían que tenían que seleccionar un emperador de linaje real, para ganar el respeto de sus vecinos. Con genio político, eligieron a un hombre con el nombre de Acamapichtli como su emperador. Estaba relacionado con los últimos gobernantes de Culhuacán, y su linaje se extendía en el tiempo hasta el gran gobernante tolteca Quetzalcóatl. Con la selección de Acamapichtli como el primer verdadero emperador de los aztecas, pudieron reclamar la descendencia de los grandes toltecas.

Durante el siglo XV la fuerza militar de los aztecas aumentó. Crecieron de una pequeña tribu de mercenarios a una fuerza militar poderosa y altamente disciplinada. También formaron alianzas con sus poderosos vecinos Texcoco y Tacuba, conocidos como la Triple Alianza. Era momento para construir y que la ciudad Tenochtitlán crezca y prospere.

Hacia el final del gobierno de los Tenochcas en 1520, había 38 provincias tributarias conquistadas, quienes tuvieron que hacer pagos. Sin embargo, algunas de las tribus en las fronteras se mantuvieron fuertemente independientes. Así fue fácil para el capitán español Cortez derrotarlos. Los sacerdotes reportaron signos de fatalidad, pero Moctezuma, el gobernante azteca, pensó que Cortés era un dios que regresaba. Cuando los españoles vieron los regalos de oro que Moctezuma les ofrecía como regalos, quisieron conquistar la ciudad. Los españoles derrotaron a los aztecas y los católicos sintieron que era su deber destruir cualquier rastro de los aztecas. Los pocos aztecas que quedan han mantenido su cultura hasta el día de hoy.

¿Qué es la Cultura Azteca?

Cultura Azteca es un término usado para referirse al idioma, la religión, la danza, la música, la arquitectura, la comida y las costumbres de ciertos grupos étnicos de México central, particularmente a aquellos grupos que hablaban el idioma náhuatl y que alcanzaron el dominio político y militar sobre grandes partes de Mesoamérica en los siglos XIV, XV y XVI, un periodo posclásico tardío en la cronología mesoamericana.

Cultura Azteca - La Piedra del Sol

Cultura Azteca – La Piedra del Sol

A menudo, el término “azteca” se refiere exclusivamente a la gente de Tenochtitlán, situada en una isla en el lago Texcoco, que se llamaban a sí mismos Mexica Tenochca o Colhua-Mexica.

A veces también se incluyen los habitantes de las dos principales ciudades aliadas de Tenochtitlán, las Acolhuas de Texcoco y los Tepanecs de Tlacopan, quienes junto con los Mexica formaron la Triple Alianza Azteca, que también se conoce como el “Imperio Azteca“. En otros contextos puede referirse a los diversos estados de la ciudad y sus pueblos, que compartieron gran parte de su historia étnica, así como muchos rasgos culturales importantes con los Mexica, Acolhua y Tepanecas, y que como ellos, también hablaban la lengua Náhuatl. En este sentido, es posible hablar de una civilización azteca que incluye todos los patrones culturales particulares comunes para los pueblos hablantes del Náhuatl del período posclásico tardío en Mesoamérica.

¿Cuándo se desarrolló la Cultura Azteca?

Desde el siglo XII, el Valle de México fue el núcleo de la civilización azteca. La cultura azteca prosperó entre los años 1200 y 1521, cuando su capital fue conquistada por los españoles.

Allí, la capital de la Triple Alianza azteca, la ciudad de Tenochtitlán, fue construida sobre islotes en el lago Texcoco. La Triple Alianza había formado su imperio tributario expandiendo su hegemonía política mucho más allá del Valle de México, conquistando otros estados de la ciudad a lo largo de Mesoamérica.

En su pináculo, la cultura azteca tenía ricas y complejas tradiciones mitológicas y religiosas, así como alcanzar logros arquitectónicos y artísticos notables. Un elemento particularmente llamativo de la cultura azteca para muchos fue la práctica del sacrificio humano.

En 1521, en lo que fue el episodio más conocido de la colonización española de las Américas, Hernán Cortés, junto con un gran número de aliados indígenas hablantes del Náhuatl conquistó Tenochtitlán y derrotó a la Triple Alianza Azteca bajo el liderazgo de Hueyi Tlatoani Moctezuma II, en la serie de acontecimientos a menudo referido como “la caída del Imperio Azteca”. Posteriormente, los españoles fundaron el nuevo asentamiento de la Ciudad de México en el sitio de la capital azteca en ruinas.

Tenochtitlán: La Capital del Imperio Azteca

La ciudad capital del imperio azteca era Tenochtitlán es ahora el sitio de la moderna Ciudad de México. Construido sobre una serie de islotes en el lago Texcoco, el plan de la ciudad se basó en un diseño simétrico que se dividió en cuatro secciones. La ciudad estaba entrelazada con canales que eran útiles para el transporte.

Tenochtitlán fue construido según un plan fijo y centrado en el recinto ritual, donde la Gran Pirámide de Tenochtitlán se elevó a 50 m sobre la ciudad. Las casas estaban hechas de madera y barro, los techos estaban hechos de caña, aunque las pirámides aztecas, los templos y los palacios eran generalmente de piedra.

Alrededor de la isla, las camas chinampa se utilizaban para cultivar productos alimenticios, así como, con el tiempo, sirvieron para aumentar el tamaño de la isla. Las Chinampas, mal llamadas “jardines flotantes”, eran largas camas de plantas sobre el fondo de un lago poco profundo. Eran un sistema agrícola muy eficiente y podían proporcionar hasta siete cosechas al año. Sobre la base de los rendimientos actuales de chinampa, se ha estimado que 1 hectárea de chinampa alimentaría a 20 individuos y 9.000 hectáreas de chinampas podrían alimentar a 180.000.

El antropólogo Eduardo Noguera, experto en la cultura azteca, estima una población de 200.000 habitantes en el recuento de viviendas y la fusión de la población de Tlatelolco (una vez una ciudad independiente, pero más tarde se convirtió en un suburbio de Tenochtitlán). Si uno incluye los islotes circundantes y las orillas que rodean el lago Texcoco, las estimaciones oscilan entre 300.000 y 700.000 habitantes.

Tenochtitlán, capital de la Cultura Azteca

Tenochtitlán, capital de la Cultura Azteca

 

La civilización azteca contenía unos 15 millones de personas que vivían en casi 500 ciudades y ciudades. Cerca de 300.000 personas vivían en Tenochtitlán. En esta famosa ciudad, el gobierno controlaba y era responsable de llevar adelante impuestos, castigos, hambrunas y el comercio en el mercado. El castigo en la ciudad de Tenochtitlán se hizo cumplir por romper cualquiera de las leyes del código de gobierno. Los delincuentes eran esclavizados en tediosas condiciones de trabajo durante un período de tiempo específico. Si el delito era menor, el infractor era acusado con una serie de honorarios o multas. Este tipo de sistema de gobierno es sólo una de las muchas cosas que afectaron los aspectos de la vida cotidiana de los aztecas.

La ciudad de Tenochtitlán fue realmente magnífica. Su tasa de criminalidad era extremadamente baja, y era casi imposible encontrar desechos en la ciudad. Los habitantes de la ciudad eran inteligentes y leales a la ciudad. Las estructuras eran increíbles, incluyendo el Templo Principal, la Gran Pirámide, y muchos famosos palacios. Los aztecas evitaban cosas que eran difíciles de conseguir, como la comida. Y en su lugar, mantenían otros empleos y negociaban con países extranjeros. Todo sobre Tenochtitlán era maravilloso, y la ciudad se destaca como uno de los mayores imperios de todos los tiempos.

Tenochtitlán fue fundada de una manera fascinante. De acuerdo con la cultura azteca, durante la fundación de Tenochtitlán: Huitzilopochtli (el Dios de los aztecas) dijo a uno de los líderes en un sueño: “cuando seguiste mis órdenes y mataste a mi sobrino Capil y arrancaste su corazón, y lo tiraste en el Lago, el corazón cayó sobre una piedra, y de esta piedra creció un cactus nopal y sobre esto ahora hay encaramada una águila. Allí establecerás una ciudad llamada Tenochtitlán”.

El líder escuchó a Huitzilipochtli, y siguió con sus órdenes en Anno Domini 1325. La razón detrás de nombrar a la ciudad Tenochtitlán era que significaba el lugar de roca y nopal. El corazón de Capil aterrizó sobre una roca, donde creció un nopal; “Nochtli” significa nopal. Este líder, su nombre desconocido, siguió el orden de su dios, a pesar de que esta área era una de las peores piezas de lan en México. Tenochtitlán fue construido en donde está ahora la ciudad de México, y la tierra era pantanosa y estaba infestada de serpientes, la poca cantidad que había estaba allí. Al principio, la posición de Tenochtitlán estaba en dos islas, pero durante cortos períodos de tiempo se extendió hasta el lago circundándola por medio de muelles conectados a las islas por sus pares y construyendo asentamientos en estos muelles sobre el lago Texcoco.

Aunque no era la mejor tierra alrededor, este líder diseñó la ciudad a la perfección. Había cuatro enormes diques saliendo del centro de la ciudad a muelles separados y pequeñas islas. Estos cuatro diques formaban cuatro cuadrantes en la ciudad. Cada uno de los cuadrantes contiene desarrollos de viviendas, y lo que se conoce como “jardines flotantes”. Las casas estaban pintadas de blanco con techos de adobe. La razón por la que las casas estaban pintadas de blanco era que la luz que reflejaría de ellos mantendría a los habitantes que viven allí con su casa fresca.

Las casas también estaban muy apretadas juntas para hacer el único momento en que el sol irradiaría sobre ellas el mediodía. Los jardines flotantes eran importantes para Tenochtitlán porque había tan poca tierra para cultivar. Sus habitantes utilizaron el riego para cultivar durante todo el año e hicieron “jardines flotantes” llenando áreas poco profundas del lago y anclando el suelo con árboles. Los jardines flotantes fueron un gran éxito, y también se sumaron a la belleza de la ciudad. Tenochtitlán era probablemente una de – si no fue la ciudad mejor diseñada en el mundo – y el centro de la ciudad demostró esta verdad.

El centro de Tenochtitlán estaba compuesto por muchos templos, el más importante era el Templo Principal, los palacios, las pirámides y una gran plaza. El centro tenía aproximadamente quinientos cincuenta metros cuadrados, pero parecía mucho más grande porque todo estaba tan junto. Había cerca de una docena de templos en el centro, pero el más importante era el Templo Principal. Estaba dedicado al dios de la lluvia Tlaloc y al dios solar Huitzilopochtli, a quienes se consideraban protectores en la cultura azteca. Era un templo grande, que las palabras no pueden describir.

Capital de la Civilización Azteca: Tenochtitlán

Capital de la Civilización Azteca: Tenochtitlán

Estaba libre de cualquier tipo de desecho y tenía una pared increíblemente alta en la que se podía construir otra ciudad. Era importante para los aztecas de Tenochtitlán, y allí adoraban diariamente. También había muchos palacios y pirámides. Los palacios fueron dedicados a los reyes y a los nobles y las pirámides fueron hechas para los sacrificios.

Los aztecas de Tenochtitlán pensaban que era necesario alimentar a las deidades con los corazones humanos, porque si no, entonces el sol no vendría a diario, o habría una enorme sequía. La gente usaba principalmente prisioneros de guerra para sus sacrificios. El lugar principal del sacrificio era la Gran Pirámide. Tenía ciento catorce pasos, y se sumaba a la magnífica belleza de la ciudad. La Plaza estaba en el centro muerto de la ciudad, y estaba encalada. No tenía desperdicios en lo absoluto y grandes muros que la rodeaban. La Plaza y todas estas estructuras hacen que el centro parezca una cosa bella.

Los habitantes de Tenochtitlán fueron los que probablemente hicieron a Tenochtitlán el gran imperio que se recuerda hoy. Tenochtitlán se extendió sobre 26.400 pies, y se sostuvo con más de 400.000 habitantes. Es la densidad de población más grande jamás registrada en la historia mesoamericana.

Religión de la Cultura Azteca

Todos los habitantes de Tenochtitlán eran aztecas, y tenían la misma cultura y religión. Todos eran politeístas, es decir, creían en muchos dioses y diosas.

El dios más importante en la cultura azteca era Huitzilopochtli, el dios del Sol. Los aztecas lo adoraban diariamente en el Templo Principal. Dado que la tierra no era un gran lugar para cultivar, los aztecas se vieron obligados a trabajar en torno a este hecho, lo que hicieron muy bien. La mayoría de los ciudadanos que vivían en Tenochtitlán tenían trabajos que no estaban asociados a los alimentos. Los habitantes de la metrópoli hacían artesanías, predicaban su religión, comerciaban con otras civilizaciones o se convertían en parte del gobierno. Los españoles y otras naciones se sorprendieron con la calidad pura de la ciudad y de sus residentes, por lo tanto, comerciaban mucho con ellos. Los aztecas recibían casi todo su alimento del comercio exterior. Eran una raza magnífica de gente que preservó Tenochtitlán por más de doscientos años.

Muchas cosas fueron responsables de la caída de Tenochtitlán. Las tres causas principales fueron: repetidos ataques de Cortés, una gran hambruna que resultó por una disminución del comercio exterior y de muchas enfermedades transmitidas por los europeos. Tenochtitlán estaba bien protegida por el lago Texcoco, pero Cortés y su ejército eran demasiado fuertes. La ciudad cayó en el año 1540, y Cortés destruyó la ciudad. Construyó sobre lo que ahora se conoce como Ciudad de México. Aunque la ciudad misma fue destruida, los recuerdos y la pura belleza de la ciudad permanecerán para siempre.

La Caída del Imperio Azteca

El imperio, junto con la civilización y cultura azteca, alcanzaron su cumbre durante el reinado de Ahuitzotl en 1486-1502. Su sucesor, Motehcuzoma Xocoyotzin (más conocido como Moctezuma II o Montezuma), había sido Hueyi Tlatoani durante 17 años cuando los españoles, encabezados por Hernán Cortés, desembarcaron en la costa del Golfo en la primavera de 1519.

A pesar de algunas batallas tempranas entre los dos, Cortés se alió con el enemigo de larga data de los aztecas, la Confederación de Tlaxcala, y llegó a las puertas de Tenochtitlán el 8 de noviembre de 1519.

Los españoles y sus aliados tlaxcallenses se convirtieron en huéspedes cada vez más peligrosos e indeseables en la capital. En junio de 1520, estallaron las hostilidades, culminando con la masacre en el Templo Principal y la muerte de Moctezuma II. Los españoles huyeron de la ciudad el 1 de julio, un episodio más tarde caracterizado como La Noche Triste. Ellos y sus aliados nativos regresaron en la primavera de 1521 para sitiar Tenochtitlán, una batalla que terminó el 13 de agosto con la destrucción de la ciudad. Durante este período el imperio que ahora se derrumbaba pasó por una línea rápida de sucesión de gobierno. Después de la muerte de Moctezuma II, el imperio cayó en manos de emperadores severamente debilitados, como Cuitlahuac, antes de ser finalmente gobernado por gobernantes que eran mandados, como Andrés de Tapia Motelchiuh, designado por los españoles.

A pesar de la decadencia del imperio azteca, la mayoría de las culturas mesoamericanas estaban intactas después de la caída de Tenochtitlán. De hecho, la libertad de la dominación azteca puede haber sido considerada un desarrollo positivo por la mayoría de las otras culturas. Las clases altas del imperio azteca eran consideradas nobles por los españoles y tratadas generalmente como tales, inicialmente. Todo esto cambió rápidamente y pronto se prohibió a la población nativa estudiar por ley y tenían el estatus de menores.

Los tlaxcaltecas permanecieron leales a sus amigos españoles y se les permitió ir en otras conquistas con Cortés y sus hombres.

Sigue navegando esta web para aprender más sobre la cultura azteca, su forma de vida, ubicación geográfica y civilización.

Cultura Azteca
4.3 (86.88%) 32 votos