Browse By

La Lengua Azteca: ¿Cuál Era el Idioma de los Aztecas?

¿Cuál fue la lengua de los Aztecas?

El idioma azteca se conoce como Náhuatl. Los idiomas similares a esta lengua azteca han existido en México Central durante quizás 1400 años. Ya en el año 600 d.C., las lenguas conocidas como el Nahuan eran habladas por los pueblos de la zona.

Idioma Azteca

Idioma Azteca

Se cree que estos hablantes llegaron en oleadas desde el norte, estableciéndose en México Central. Los hablantes de idiomas como el náhuatl comenzaron a ganar poder, y cerca del año 1000 d.C. (CE) es probable que dichos hablantes fueran el poder dominante.

Uno de los últimos grupos de habla náhuatl que llegaron al área fueron los Mexica, que se convertirían en una fuerza poderosa en la fundación del Imperio Azteca.

A medida que el imperio crecía, también aumentaba la influencia de náhuatl (también llamado náhuatl clásico, mexicano o azteca). Naturalmente, querían llevarse bien con los poderes-que-eran necesarios para hablarlo. Era una lengua de comercio y una lengua de prestigio. Se utilizó extensivamente en la literatura.

¿Cómo era la lengua azteca?

El idioma náhuatl es un lenguaje aglutinante, lo que significa que las palabras y las frases se forman combinando prefijos, sufijos y raíces para formar una idea.

Texto de ejemplo (ortografía moderna)

Nochi tlacamey uan sihuamey quipiay Manoy cuali tlacatisey, titlatepanitaloyquey, yeca monequi cuali ma timohuicacay, ma ma timotlepanitacay.

Texto de ejemplo (ortografía clásica)

Nochi tlacameh ihuan cihuameh quipiah Manoh cualli tlacaticeh, nochi zan ze totlatechpohuiltiliz ihuan titlatepanitalohqueh, yeca monequi cualli ma timohuicacah, ma timoicnelicah, ma ma timotlazohtlacah ihuan timotlepanitacah.

Este texto fue proporcionado por Pierre Sánchez y está escrito en la “forma normal” que usan las comunidades náhuatl-hablantes.

Traducción

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Están dotados de razón y conciencia y deben actuar unos con otros en un espíritu de hermandad.
(Artículo 1° de la Declaración Universal de Derechos Humanos)

Historia de las lenguas aztecas

Lengua Azteca

Lengua Azteca

La conquista de Tenochtitlán significó el fin del gran imperio azteca. Pero incluso con la muerte de la entidad política que había gobernado tanto el centro como el sur de México, la cultura azteca – junto con la lengua náhuatl que hablaba su pueblo- perduró en gran parte del centro y este de México. En algunas comunidades, la cultura y el lenguaje azteca prosperaron a lo largo de los siglos. El censo mexicano del 2000 indicó que 1.448.936 personas hablaban el idioma náhuatl, representando el 24.0% de todos los hablantes indígenas en el país. Y, entre los oradores náhuatl, 195.934 personas (o 13.5%) eran en realidad monolingües e incapaces de hablar la lengua española.

Después de forjar importantes alianzas con varios líderes indios, el capitán Hernán Cortés había dirigido una gran coalición de soldados españoles y guerreros indígenas contra los mexicas de Tenochtitlán. Una vez consolidada su posición, los españoles tiraron abajo la ciudad, nivelando los majestuosos templos, pirámides y palacios que habían dominado el paisaje de la capital. Tenochtitlán misma fue reconstruida como una capital colonial de estilo español y fue renombrada Ciudad de México.

Aunque los españoles y sus aliados indios cristianos trataron de eliminar todos los vestigios de la cultura y el patrimonio de los mexicas, Cortés y sus asesores militares también reconocieron que su victoria sólo fue posible gracias a sus aliados, la mayoría de los cuales, como los mexica, eran miembros de la cultura azteca y hablantes de la lengua náhuatl.

Los mexicas habían gobernado el vasto imperio azteca desde su capital Tenochtitlán, pero en realidad sólo eran un grupo étnico de muchos, que constituían la cultura azteca. La lengua náhuatl que hablaban era sólo un componente de la extendida cultura azteca que dominaba gran parte del centro y este de México.

Al principio, las autoridades españolas trataron de persuadir a los nativos de México a que aprendieran español después de haberlos convertido al cristianismo y de haber destruido los templos aztecas. En 1560, el rey Carlos de España decretó que a todos los indígenas mexicanos se les enseñara español. Sin embargo, promulgar leyes era una cosa, pero poner las leyes en práctica era claramente otra. A medida que el pueblo mexicano se aferraba a su lengua y a muchas de sus tradiciones, muchos sacerdotes católicos españoles decidieron aprender Náhuatl como un medio para entender las costumbres de las poblaciones locales que planeaban convertir. En la mayoría de los casos, los frailes descubrieron que era más fácil convertir a los nativos en su propia lengua. Como resultado, un investigador genealógico en la actualidad descubrirá que algunos registros de la Iglesia Católica en Pueblo, Hidalgo y en el estado de México fueron escritos realmente en náhuatl hasta bien entrado el siglo XVIII.

Un grupo azteca, los tlaxcaltecas, había jugado un papel indispensable en la conquista de Tenochtitlán y pasaría los próximos siglos trabajando al lado con sus compatriotas españoles, ayudando a colonizar y a cristianizar a muchas partes del centro y del norte de México. El autor Charles Gibson en su obra “Tlaxcala en el siglo XVI” ha explorado con gran detalle las complejidades de la alianza tlaxcalteca con los españoles. Después de la conquista de los mexicas, los tlaxcaltecas recibieron concesiones especiales y, en cierta medida, pudieron mantener su antigua forma de gobierno.

A mediados del siglo XVI, los aztecas, los Choluteca, los tlaxcaltecas y otros grupos lingüísticos se habían unido a los militares españoles y habían desarrollado “una considerable experiencia en la guerra al lado de los españoles”. Sin el uso de intérpretes e intermediarios náhuatl, la comunicación y la mediación con indios hostiles habría sido imposible.

El empleo de mexicanos y tlaxcaltecas con el propósito de “colonización defensiva” también fomentó la asimilación gradual de muchos grupos indígenas. Como resultado de esta dependencia militar y social, la lengua náhuatl recibió un renovado estatus como lingua franca de México y fue crucial para asistir a los españoles en su conquista y su asentamiento en muchas partes de México.

Lengua Azteca

Lengua Azteca

Debido a esta relación entre los españoles y sus compañeros que hablaban náhuatl, muchas partes de México -incluso aquellas lejanas a la Ciudad de México- llevan topónimos náhuatl. Y la mayoría de los pueblos indígenas que los españoles encontraron en cada parte de México fueron dados (y todavía tienen) nombres náhuatl.

A través de los siglos, los monarcas españoles continuaron dando órdenes, desalentando el uso de lenguas indígenas. En 1634, el rey Felipe IV le dijo al clero católico que debían enseñar a los nativos el idioma español, con el fin de ayudarles a comprender mejor el modo de vida de los españoles. El rey Carlos III emitió decretos reales en 1771, 1776 y 1778 instruyendo a sus súbditos que debían enseñar español a los indígenas. Pero, el náhuatl y otras lenguas indígenas continuaron siendo habladas en muchas áreas.

Los hablantes de náhuatl de México forman parte del gran grupo lingüístico uto-azteca que habitaba muchas partes del centro y del norte de México, así como gran parte del sudoeste americano. Según el Instituto Lingüístico de Verano (SIL), la Familia uto-azteca consta de 62 lenguas individuales. Los uto-aztecas del norte, que habitan varios estados Americanos, hablan trece de los sesenta y dos idiomas. Pero los uto-aztecas del sur, casi todos los que hacen sus casas al sur de la actual frontera entre los Estados Unidos y México, hablan 49 idiomas.

La lengua uto-azteca más común de México es el náhuatl, hablada por un gran número de personas en, por lo menos, quince estados.

Al momento del censo de 1895, 659.865 ciudadanos mexicanos se clasificaron como hablantes de la lengua náhuatl. Este grupo representó el 32,1% del total de la población de habla indígena, del total de 2.055.544. Sin embargo, un total de 10.574.793 personas fueron clasificadas como individuos de habla hispana de cinco años de edad y mayores, y es posible que algunas de estas personas pudieran haber sido hablantes bilingües de náhuatl que no manifestaron saber un idioma indígena.

En las tres décadas siguientes, el número de hablantes indígenas disminuyó constantemente con la violencia y el derrame de sangre de la década de la Revolución Mexicana (1910-1920). Sin embargo, en 1930, el idioma náhuatl era todavía el idioma más hablado entre los hablantes indígenas monolingües. El censo de 1930 clasifica a 355.295 personas de cinco años de edad y mayores como hablantes monolingües de náhuatl, lo que representa el 30,0% de las 1.185.162 personas que hablaban lenguas indígenas exclusivamente en toda la República Mexicana.

Hablantes de Náhuatl en México

Los estados con el mayor número de hablantes de náhuatl en 1930 eran:

  1. Puebla (132.013)
  2. Veracruz (70.993)
  3. Hidalgo (66.823)
  4. Guerrero (45619)
  5. San Luis Potosí (24074)

En el censo de 1940, Puebla seguía teniendo el mayor número de hablantes monolingües náhuatl en la República Mexicana, con 117.917 personas de cinco años de edad y mayores, lo que representa el 32,7% de la población monolingüe náhuatl de un total de 360.071. Los otros estados con un número significativo de hablantes monolingües náhuatl eran: Hidalgo (77664), Veracruz (76765), Guerrero (41164), y San Luis Potosí (32251).

En el momento del censo de 1970, el náhuatl y otras lenguas indígenas habían aumentado dramáticamente. En ese año, 799.394 personas fueron clasificadas como hablantes de náhuatl de cinco años de edad y mayores. Estas personas representaron el 25,7% de la población de habla indígena total de 3.111.415.

Sin embargo, es importante señalar que muchas de estas lenguas náhuatl hayan evolucionado separadamente unas de otras en áreas muy dispersas del centro, sur y este de México. Como resultado, algunos de estos dialectos se han vuelto mutuamente ininteligibles entre sí. Todos estos dialectos también han sido influenciados en mayor o menor grado por la lengua española.

Uso de los idiomas aztecas hoy

Lenguas indígenas de Mexico

Lenguas indígenas de Mexico

Uno de los dialectos náhuatl más hablados hoy en día es el dialecto huasteca oeste que lo hablan en San Luis Potosí e Hidalgo cerca de 400.000 personas. El dialecto náhuatl guerrero, que es ampliamente utilizado en algunas partes del estado de Guerrero, puede tener hasta 200.000 hablantes. Sin embargo, el dialecto más hablado es probablemente el dialecto huasteca este, que se habla principalmente en los estados de Hidalgo, Puebla y Veracruz por 410.000 personas que viven en 1.500 aldeas.

El dialecto Puebla sureste es hablado por cerca de 130.000 individuos en el sudeste de Puebla (SIL 1991), mientras que el dialecto Puebla Sierra es hablado por otras 125.000 personas en el noreste de Puebla. El dialecto menos común de Puebla norte es hablado por unas 60.000 personas en la parte norte del estado. Se cree que alrededor de 120.000 de los hablantes náhuatl de Veracruz hablan el dialecto orizaba (1991 SIL). El dialecto central de náhuatl es hablado por cerca de 40.000 personas en los estados de Tlaxcala y Puebla, mientras que el estado de Morelos tiene su propio dialecto único de la lengua.

Sorprendería a muchas personas a descubrir que, de los 361,972 hablantes indígenas del estado de México al momento del censo del año 2000, sólo 55.802 habientes, es decir el 15,4%, hablaba la lengua náhuatl. Los dialectos otomíes y mazahuas son hablados ampliamente en todo el estado. Uno de los dialectos menos utilizados en el estado de México es el dialecto de Coatepec, hablado por un par de miles de personas como máximo. Muchos otros dialectos náhuatl se hablan en los estados de Morelos, Veracruz, Durango y otros estados.

El censo del año 2000 registró hablantes náhuatl en cada estado de la República Mexicana. Los estados que contienen el mayor número y porcentaje de hablantes náhuatl en ese censo se ilustran en el siguiente cuadro:

Estados Con Las Grandes Poblaciones De Personas Que Hablan El Idioma Náhuatl – Censo año 2000

(Todas las cifras son para personas de cinco años de edad o mayores)

  • Estado  Cant. habitantes – Porcentaje
  • Puebla 416.968 – 28,8%
  • Veracruz 338.324 – 23,3%
  • Hidalgo 221.684  -15,3%
  • San Luis Potosí 138,523 – 9,6%
  • Guerrero 136,681 – 9,4%
  • México 55,802 – 3,9%
  • Distrito Federal 37,450 – 2,6%
  • Tlaxcala 26,662 – 1,8%
  • Morelos 18,656 – 1,3%
  • Oaxaca 10,979 – 0,8%
  • Jalisco 6,714  – 0,5%
  • Sinaloa 6,446 – 0,4%
  • República Mexicana 1.448.936 – 100%

Aunque el español ha influido mucho en el idioma náhuatl durante los últimos cinco siglos, la influencia del náhuatl en los idiomas español e inglés también ha sido profunda, aunque no se reconozca tanto. Es un tributo a la cultura y a la gente azteca que un gran porcentaje de topónimos náhuatl se puede ver con sólo mirar un mapa de México. Innumerables pueblos y ciudades de Sonora a Tabasco llevan las designaciones náhuatl. De hecho, la palabra México encuentra su origen en el lenguaje de los mexicas.

El náhuatl ha proporcionado un número extraordinario de palabras a la lengua española, incluyendo: aguacate, capulín, chile, chocolate, coyote, guacamole, mescal, peyote, y tomate. El idioma inglés también ha adoptado como propias muchas palabras que tienen sus orígenes en el náhuatl, incluyendo aguacate, chocolate, coyote, ocelot, tomate y tequila.

El asedio y captura de Tenochtitlán puso fin a un imperio político que había dominado el centro y el sur de México durante más de un siglo. Pero la derrota de los mexicas no condujo a una muerte cultural de la cultura azteca. Muchas tradiciones y costumbres de la época prehispánica se han llevado hasta nuestros días. Y, lo que es más importante, el lenguaje del Imperio Azteca continúa siendo una fuente de orgullo para los pueblos indígenas de México.

Imprimir

La Lengua Azteca: ¿Cuál Era el Idioma de los Aztecas?
5 (100%) 15 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *