Browse By

Política Azteca y El Gobierno en el Imperio Azteca

Política Azteca y El Gobierno en el Imperio Azteca. El Imperio Azteca estaba formado por ciudades-estado. En el centro de cada ciudad-estado había una gran ciudad que gobernaba la zona. En su mayor parte, el emperador azteca no interfería con el gobierno de las ciudades-estado. Lo que necesitaba era que cada ciudad-estado le pagara un tributo. Mientras que el tributo fuera pagado, la ciudad-estado permanecía independiente de alguna manera, del dominio azteca.

Organizacion política azteca

Organizacion política azteca

El gobierno azteca era similar a una monarquía en la que un emperador o rey era el principal gobernante. Ellos llamaban Huey Tlatoani a su gobernante. Él era el máximo poder en la tierra. Ellos sentían que él era designado por los dioses y que le habían otorgado el derecho divino para gobernar. Decidía cuándo ir a la guerra y qué tributo pagarían las tierras que gobernaba a los aztecas.

Cuando un emperador moría, el nuevo emperador era elegido por un grupo de nobles de alto rango. Por lo general, el nuevo emperador era pariente del emperador anterior, pero no siempre era su hijo. A veces escogían a un hermano que sentían que sería un buen líder.

Gobierno Azteca: Los Emperadores Aztecas

Éstos son algunos de los más famosos emperadores aztecas o Huey Tlatoani:

  • Acamapichtli – El primer emperador de los aztecas, gobernó por 19 años a partir de 1375.
  •  Itzcoatl – El cuarto emperador de los aztecas, conquistó a los Tepanecas y fundó la Triple Alianza.
  • Moctezuma I – Bajo Moctezuma I, los aztecas se convirtieron en el poder dominante de la Triple Alianza y el imperio se expandió.
  • Moctezuma II – El noveno emperador de los aztecas, Moctezuma II fue líder cuando llegaron Cortés y los españoles durante la conquista del Imperio Azteca. Había ampliado el imperio hacia su mayor tamaño, pero fue asesinado por los españoles.

Organización Política en la Cultura Azteca

El segundo al mando del gobierno azteca era el Cihuacoatl. El Cihuacoatl estaba a cargo de administrar el gobierno día a día. Tenía miles de funcionarios y sirvientes civiles que trabajaban para él y mantenían al gobierno y al imperio funcionando sin problemas.

También estaba el Consejo de los Cuatro. Estos eran hombres poderosos y generales del ejército que eran los primeros en la línea para convertirse en el próximo emperador. Le daban consejos al emperador y era importante que estuvieran de acuerdo en decisiones importantes.

Otros funcionarios importantes del gobierno incluían a los sacerdotes que supervisaban los aspectos religiosos de la ciudad, los jueces que dirigían el sistema judicial y los líderes militares.

Ley Azteca

Los aztecas tenían una organización social y un código de derecho bastante sofisticado. Había numerosas leyes, incluyendo leyes contra el robo, asesinato, embriaguez y daños a la propiedad. Un sistema de tribunales y jueces determinaba la culpabilidad y los castigos. Tenían distintos niveles de tribunales hasta llegar a una corte suprema. Los ciudadanos pueden apelar las sentencias ante un tribunal superior si no estaban de acuerdo con el juez.

Una parte interesante de la ley era la “ley del perdón de una sola vez”. Bajo esta ley, un ciudadano podía confesar un crimen a un sacerdote y así sería perdonado. Esto sólo funcionaba si confesaban el crimen antes de ser capturados. También sólo se podía utilizar una vez.

Tenochtitlán

Politica Azteca

Politica Azteca

El centro del gobierno azteca era la ciudad capital de Tenochtitlán. Aquí era donde vivían el emperador y la mayoría de los nobles. En su apogeo bajo el mandato de Moctezuma II, se cree que Tenochtitlán tuvo una población de 200.000 personas.

Gobierno azteca

Durante el lapso de muchas décadas la democracia tribal azteca fue reemplazada por una monarquía imperialista. A la cabeza de esta monarquía imperialista estaba el líder, el emperador o rey, un hombre que los aztecas llamaban “tlatoani“. El tlatoani vivía en un palacio increíble con su familia y asesores. La gente de clase más alta del gobierno azteca se llamaba tecuhtli. Generales, jefes, jueces, incluso el emperador y los dioses de la religión azteca llevaban este título. Sin embargo, los sacerdotes raramente llevaban este título. Un tecuhtli siempre era un hombre de importancia. Era el tecuhtli al que los españoles llamaban caciques. Los tecuhtli usaban joyas y ropa distintivas y su nombre siempre terminaba con –tzin. Todos vivían en palacios, y eran apoyados por la gente de su pueblo. Era su deber representar a la gente de su pueblo ante las autoridades superiores. Supervisaban la producción de los campos, juzgaban las demandas, servían como comandantes militares locales y, lo más importante, se aseguraban de que se pagara tributo o impuestos al calpixque o al recaudador de impuestos. Los hijos de los tecuhtli eran llamados pilli. Era un título que significaba que eran hijos de alguien importante. Fue de entre los pilli que el emperador usualmente elegía a sus jueces, embajadores y funcionarios. Los plebeyos eran llamados maceualli o plebe. Los maceualli también podían subir en la jerarquía del gobierno azteca, sin embargo su éxito dependía casi exclusivamente de su valentía durante la batalla.

Cada distrito en Tenochtitlán tenía su propio jefe y se le llamaba el capullec. El capullec era elegido de por vida y era confirmado por el emperador. Bajo él trabajaba un consejo de ancianos que se llamaban ueuetque. El capullec nunca hacía nada sin antes pedir consejo los miembros del consejo. La principal responsabilidad del capullec era supervisar el cultivo y la distribución de las tierras agrícolas. Como forma de compensación por su trabajo, no estaba obligado a pagar impuestos. Todos los días el capullec iba al palacio del emperador para recibir sus órdenes diarias. Una vez en el palacio recibiría sus órdenes directamente del representante del emperador que se llamaba uey calpixqui. Trabajando bajo el mandato del capullec había funcionarios que supervisaban a grupos de veinte a cien familias con el propósito de trabajos públicos, limpieza y recaudación de tributo. Directamente debajo de ellos estaban los funcionarios. Esto incluía a una gran cantidad de bibliotecarios que mantenían un registro de todo.

Los calixqui eran los administradores que trabajaban en el palacio de los emperadores. Esta palabra en náhuatl significa “asistente de la casa”. Eran elegidos por los pilli, y se encargaban de las tierras cultivadas que estaban reservadas para los pagos de impuestos. Se les pedía que enviaran informes al emperador sobre la agricultura y el comercio. Si una hambruna estallaba, les correspondía abrir las tiendas públicas de maíz y granos y distribuirlas según las necesidades. Un calpixqui vivía en la capital de cada provincia. Era ayudado en sus tareas por una gran cantidad de escribas que preparaban informes y guardaban registros de todo el tributo recibido.

Organización Social Azteca

Organización política azteca

Los jueces también eran nombrados funcionarios. El emperador era muy cuidadoso en su selección de jueces. No se nombraban aquellos que eran borrachos y a gente que se creía que era sobornada fácilmente. Una vez nombrados, tenían un enorme poder. Además, incluso los más altos funcionarios podrían ser arrestados. Nadie tenía inmunidad ante la ley.

La religión era una rama igualmente importante del gobierno azteca. Los sacerdotes de más alto nivel tenían el título de tlenamacac. El tlenamacac servía en la junta electoral que elegía al emperador. De ellos fueron tomados los dignatarios más altos de la religión azteca. Dos altos sacerdotes gobernaban la iglesia y eran iguales ante el poder. Eran tan respetados que el emperador se dirigía a ellos para guiarse. Bajo los dos sumos sacerdotes había muchos otros que eran responsables del culto de los dioses individuales o de una actividad religiosa particular. La iglesia tenía bienes muy importantes. Poseían vastas cantidades de tierra y edificios, y los emperadores y la gente les daban templos y los sacerdotes prodigaban regalos.

Datos interesantes sobre el gobierno azteca

  • Huey Tlatoani significaba “Gran Orador”. El líder de otras ciudades menores era llamado el Tlatoani de esa ciudad.
  • Cihuacoatl significaba “Serpiente Femenina” aunque el oficio siempre estaba en manos de un hombre.
  • Los sacerdotes también eran responsables de dirigir las escuelas.
  • Cuando un nuevo emperador llegaba al poder tenía que pasar cuatro días de ayuno, meditando y adorando a los dioses.
  • Los castigos por violar una ley eran severos, siendo la muerte un castigo común. Otros castigos incluían afeitarse la cabeza o ser vendido como esclavo.
Imprimir
Política Azteca y El Gobierno en el Imperio Azteca
4.5 (90.48%) 21 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *