Browse By

Medicina Azteca Antigua

Si tú o yo nos enfermamos y vamos a ver un a un doctor, usualmente seguimos los consejos de nuestro médico y generalmente nos recuperamos. Los aztecas lo hacían de una manera similar, sin embargo, las causas de las enfermedades eran tratadas de una forma diferente. Tu o yo no atribuimos nuestras enfermedades a la erupción de volcanes o el capricho de una oscura deidad que de alguna manea despreciamos, pero los aztecas sí. A menudo la familia azteca veía a las enfermedades en sus casas como un castigo o un destino sin esperanza de cura o retroceso de la enfermedad.

Medicina Azteca Antigua

Medicina cultura azteca

Medicina cultura azteca

El tratamiento de toda enfermedad podía ser enfocado desde muchos diferentes ángulos, incluyendo tratamiento físico, drogas o una cura espiritual. Los conocimientos de hierbas eran extensivos y efectivos. Las curas espirituales o mágicas eran tan importantes como las anteriores, y merecen un estudio similar y consideración, pues aplican al tratamiento médico general.

Los aztecas tenían una relación amor-odio con sus dioses y se veían a sí mismos como meros peones en las manos de las deidades. Una enfermedad podía ser vista como una retribución por no seguir estrictamente una extensiva lista de rutinas del hogar. Las enfermedades podían también ser infligidas por la simple razón del entretenimiento de una deidad particular.

Otra forma de intervención divina en la salud de los aztecas es la enfermedad pre-decretada. Los aztecas poseían una estructura de los signos de nacimiento bien establecida, tal y como la astrología moderna. Los bebés nacidos en días específico se esperaba que crecieran como niños enfermizos y que murieran a corta edad. En cambio, los bebés nacidos en otros días podían esperar la bendición de los dioses y vivir vidas felices y libres de enfermedades. Si algunos de estos bendecidos desarrollaran una enfermedad, esa persona muy seguramente debió haber olvidado guardar un debido homenaje a los dioses.

En un sentido general, la ciencia médica Azteca estaba a la par con la ciencia médica de Europa en esa época. Algunas veces los aztecas, en específico los Mexicas, eran mucho más experimentados en el diagnóstico y tratamiento de varias enfermedades que les afectaban. Tal y como sus contrapartes médicas en Europa, los médicos Aztecas tendían a concentrarse en tratar los síntomas y no la causa como tal de la enfermedad.

Medicina azteca antigua

Medicina azteca antigua

El D. Michael Meyer relata que los Aztecas incluso practicaban “operaciones cerebrales”. En general, los Mexica pueden considerarse como una raza de personas de buena salud con medidas preventivas, y con un buen sentido de higiene pública como parte de sus vidas diarias.

La salud mental de los aztecas claramente necesitaba algo de mejoría. Considerando la cantidad de ansiedad en la vida diaria del individuo común, no hay que imaginarse el por qué tantos de sus medicamentos eran prescritos para padecimientos estomacales. La ansiedad afecta al tracto digestivo, pero nosotros no tenemos que preocuparnos por rocas gigantes cayendo sobre nuestra cabeza o garras saliendo de nuestras manos como resultado de nuestro signo de nacimiento.

La vida diaria de los Aztecas era tan regulada y controlada que hubiera sido difícil de mantener cualquier tipo de salud mental con la que nosotros nos hubiéramos asociado. Esta caída del balance entre el cuerpo y la mente podía manifestarse como un gran número de impedimentos físicos, y probablemente así era.

Con la excepción de sangrar a un paciente, o acomodar huesos rotos, los Mexica se concentraban en un enfoque herbolario de la medicina, incluso manteniendo un gran entusiasmo por cultivar ellos mismos algunas drogas que usaban medicinalmente.

Fueron catalogadas más de 500 plantas, pastas, pociones y polvos justo después de la conquista por una gran variedad de historiadores. Los Mexicas eran lo suficientemente sofisticados para envolver ciertas medicinas con pétalos de flor para formar un tipo de cápsula, o “píldora” de fácil consumo. Muchas de estas plantas y hierbas medicinalmente usadas siguen siendo usadas hoy en día, y pueden encontrarse en farmacias y tiendas naturistas.

Lee también: Herbolaria Azteca: Plantas Medicinales y Sus Usos

Imágenes de las enfermedades usualmente se colocaban junto a las bolsas y recipientes exhibidos, representando aquello para lo que la droga brindaba algún tipo de alivio o directamente curaba.

Medicina azteca

Medicina azteca

Los Mexicas parecían no abarcar la medicina dentro de su larga lista de temas tabúes sociales, y enfocaban a la ciencia con la mente abierta. La historia del valle de México nos enseña que el área era un crisol cultural. Por siglos, muchas tribus de tanto de Norte como Suramérica se asentaban y paseaban en el fértil valle de México central.

Los numerosos practicantes de medicina debían haber buscado e investigado recetas e intercambiado entre sí las mismas, al igual que con historias y secretos. Los descubrimientos hechos por cada tribu eran discutidos, probados y experimentados. Los buenos eventualmente se implementarían en la práctica diaria de la medicina. Los Mexica incluso tenían en práctica un arcaico antepasado de la medicina dental. El decaimiento común de los dientes entre los Mexica era tratado con empastes rudimentarios y drogas analgésicas. Se usaban como instrumentos simples plumas y espinas de cactus. Algunas semillas y raíces de la planta de ortiga eran usadas para el tratamiento de encías podridas.

El estado general de las condiciones sanitarias en las calles, las casas y los grandes centros ceremoniales, localizados alrededor de la gran ciudad de Tenochtitlan, era excepcional y muy bien regulado. Aunque no estoy seguro de que estos niveles de sanidad se cumplieran en nombre de una regulación de salud, sino más bien como una manera de mantener a un gran número de personas empleadas y dar a las varias deidades un lugar limpio en el que descansar.

Las calles de la ciudad eran bien barridas y se mantenían limpias, los drenajes estaban bien controlados, y la mayoría de los desechos humanos generados por la gran población de la ciudad eran tratados de manera semejante. Muchos reportes hechos por los conquistadores españoles hacen referencia a la limpieza de la gran ciudad de Tenochtitlan y sus alrededores.

El hogar común mexica mantenía un buen sentido de higiene personal y belleza y se bañaban a menudo, comúnmente una vez al día. La sociedad Azteca antes de la llegada de los españoles puede ser considerada como una sociedad sana. La medicina parecía estar enfocada estrictamente al tratamiento de enfermedades tanto físicas como espirituales, y no solo a las físicas.

Medicina Azteca a la Llegada de los Españoles

En cuanto llegó el año 1553, por orden real, los españoles comenzaron a implementar un sistema. Este sistema ordenaba el establecimiento de un programa de hospitales para atender las necesidades médicas de los indígenas en las ciudades y las zonas rurales. Para 1570, el Rey Felipe II envió a su doctor personal, Francisco Hernández, para México, que pasó 7 años estudiando las plantas nativas de México al igual que un estudio general de la medicina Azteca, y llevó sus descubrimientos a España.

En 1580, la ciudad de México presumía de 4 hospitales para los españoles, uno para la población indígena, y uno para negros y mestizos. Varios grupos de monjas y monasterios en México comenzaron a abrir sus puertas y concentrar su energía para la salud de México.

Curanderos Aztecas

Curandero azteca

Curandero azteca

ATLAN TLACHIXQUI – significa “El que mira las cosas en el agua”. Un vidente que diagnosticaba enfermedades en los niños al ver los reflejos de sus rostros en un recipiente con agua.

MATLAPOUHQUI – significa “El que ha contado cosas”. Un hechicero. Este hombre determinaría los resultados de una enfermedad al medir el antebrazo de su paciente con la palma de su mano y sus dedos.

MECATLAPOUHQUE – significa “Adivino por las Cuerdas”. De acuerdo con Sagahun, estos adivinos usaban paquetes de cuerdas, los cuales arrojaban. Si las cuerdas permanecían enredadas era símbolo de una enfermedad grave. Si una de las cuerdas se apreciaba suelta, se podía curar. Estos adivinos también frotaban sus manos con tabaco y medían el brazo izquierdo del paciente con la palma de la mano derecha del curandero. Esta práctica era llamada “medida del brazo”.

NAHUALLI – significa “Bruja o Hechicero, Mago o Nigromante”. Este curandero se creía que tenía el poder de convertirse a sí mismo en un animal. Posiblemente una persona que intentaba invocar magia para curar a un paciente. El nombre podría significar “El Sabio”. Cuando todo lo demás fallaba, los curanderos Mexica a menudo intentaban con curas mágicas.

PAHINI – significa “Beber Medicina”. Quizá se refería al individuo que bebería medicina, o lo que nosotros quizá llamamos medicamentos, para el objetivo de diagnosticar la enfermedad del paciente. Los Mexica no estaban tan desarrollados en el campo de la medicina de hallar la causa de la enfermedad en sus pacientes como en el de efectuar una cura para la enfermedad.

TEMIXIHUITIANI – significa “Dar Nacimiento”, o posiblemente “El que Causa que Alguien de a Luz”. Esta persona se encargaba de inducir la labor de parto. Posiblemente, este curandero era considerado de un escalafón superior a una partera común. Ver también TEPALEHUIANI.

El proceso de parto era un aspecto importante tanto física como socialmente en la comunidad Mexica. No es irracional asumir que varios niveles médicos estaban devotos a esta área de la medicina. Las mujeres que morían en trabajo de parto eran brindadas con el más alto honor y se pensaba que iban al mismo lugar que los guerreros que morían en batalla, el lugar del sol. No había un plano celestial más alto.

TEPALEHUIANI – significa “Ayudar a Alguien”, o “Alguien que Acostumbra Ayudar a Alguien”. Los practicantes conocidos como Tepalehuiani puede que hayan sido parteros o parteras.

TETLACHIHUIANI – significa “Hacer algo por Alguien”. Un hechicero, de acuerdo con Sahagun, que “embruja” a la gente. Este embrujo puede haber tenido motivos constructivos en el proceso de sanado medicinal. El proceso de magia y medicina estaban entrelazados en el pensamiento tanto como la práctica rutinaria de medicina herbal Mexica.

TETONALTIH – se cree que significa “Un Curandero de Almas”. Persona capacitada para recuperar el alma perdida de un paciente enfermo. Los Mexica creían que el alma era una parte tratable del cuerpo.

TEXOXQUI – significa “Un brujo o hechicera”. Un hechicero que usualmente se dedicaba a embrujar.

TEYOLLOHCUANI – significa “Consumir a Alguien en el Corazón”. Un hechicero o hechicera que consumía sangre, que embrujaba con enfermedades. Posiblemente malvado.

TICITL – significa “Doctor o tratante de muchos”. Médico o consejero, puede ser llamado por un partero según la necesidad o las complicaciones durante un embarazo o parto. Los parteros o parteras eran practicantes bastante capacitados en sus campos y llamar a un Ticitl no era algo muy común.

TLACHIXQUI – significa “El que ha visto”. Un profeta, un vidente.

TLAMACAZQUI – significa “El que dará algo”. Quizá un sacerdote.

TLAOLXINIANI – significa “El que causa que el maíz pelado colapse”. Un curandero que ayudaría a una persona enferma al lanzar granos de maíz al aire y diagnosticando al paciente según la posición de los granos caídos. El proceso de tirar granos de maíz era una herramienta diagnóstica frecuentemente practicada.

Imprimir

Medicina Azteca Antigua
3.8 (75%) 4 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *