Browse By

Economía Azteca: Comercio, Moneda y Agricultura en el Imperio Azteca

Economía Azteca. Al principio, la ciudad capital azteca de Tenochtitlán podía mantenerse a sí misma. Como se trataba de un pequeño pueblo, la agricultura se manejaba a través del método chinampa de agricultura, utilizado en toda Mesoamérica. En la chinampa, se colocaban cañas planas en las áreas poco profundas del lago, eran cubiertas de tierra y luego cultivadas. De esta manera, los aztecas utilizaban gran parte del lago para la agricultura.

Economía Azteca

Economía Azteca

A medida que la población azteca crecía, la economía de Tenochtitlán dependía de altos niveles de apoyo económico de las áreas circundantes. Gran parte de la población de la ciudad eran agricultores; los niveles más altos oscilaban entre 100.000 y 300.000, por lo menos la mitad de la población abandonaba la ciudad en la mañana para trabajar en la tierra y regresaban a la tarde.

Un gran número de sacerdotes y artesanos vivían en la parte principal de la ciudad. El grueso de la economía azteca dependía del comercio extenso de artículos necesarios y de lujo. Tenochtitlán era un verdadero centro urbano. Había población permanentemente, tenía un mercado grande y bullicioso, y también allí se gestaron los comienzos de las clases económicas. Los grupos de la ciudad se dividían en Calpulli, que practicaban un oficio o comercio específico como la fabricación de cuerdas o la fabricación de macetas. Si bien hay controversia sobre la naturaleza exacta de los Calpulli, parece ser la transición entre la organización de parentesco y la clase económica. Los Calpulli parecían estar dispuestos en niveles o rangos; estaba el Calpulli más influyente y con el cargo de mayor jerarquía, luego había otros cinco Calpulli que tenían escuelas para la nobleza, y luego estaba todo el resto de la población.

Los comerciantes aztecas desempeñaron un papel importante en la economía con los mercados y el comercio con otros pueblos de aquellas tierras.

Economía Azteca: Comercio y Moneda


Los aztecas comerciaban de todo, y era una parte importante de sus vidas, su economía dependía en gran medida de la agricultura y de los cultivos. Los agricultores aztecas cultivaban frijoles, calabazas, aguacates, tabaco, cáñamo y pimientos, pero el cultivo más importante era el maíz. A pesar de sus formas y de sus herramientas agrícolas primitivas, los agricultores aztecas producían suficientes alimentos para satisfacer no sólo sus propias necesidades sino también las de toda la ciudad, lo que desempeñó un papel fundamental en la economía y en el comercio de las civilizaciones aztecas.

Aparte de los cultivos, el mercado azteca ofrecía diversos bienes y servicios, incluyendo todo lo que se pueda imaginar. Materias primas, productos terminados, joyas, madera e incluso medicinas podían ser comprados en este mercado único y completo, y fue el principal punto de reunión para los aztecas. Su método de intercambio era a través del tributo y del comercio. Ellos intercambiaban utilizando diferentes monedas, pero la economía en la cultura azteca era esencialmente impulsada por este mercado, lo que fue el corazón de la sociedad azteca.

Cultivo y Chinampas Aztecas

Los aztecas cultivaban las chinampas donde se encontraban lagos poco profundos llenos de lodo o tierra húmeda en forma cuadrada. Estos diminutos montículos de tierra eran muy fértiles lo que lo hacía que cultivar fuera posible. Su consistencia lo hizo posible para los aztecas, que en ese momento no disponían de herramientas complicadas, utilizaban sólo palos para convertir y preparar el suelo. Hasta la fecha estos jardines flotantes todavía existen en la Ciudad de México, y en aquel momento fueron parte de la columna vertebral del sistema agrícola azteca.

Lee más aquí: Agricultura Azteca: ¿Qué Cultivaban los Aztecas? + Técnicas

Dioses Aztecas de la Agricultura

En la religión de los aztecas, existían dioses específicos que adoraban, relacionados a la agricultura. Centeotl era el dios del maíz, mientras que Tlaloc era su dios de la lluvia y de la fertilidad. Huitzilopochtli, el dios de la guerra y del sol, necesitaba sangre humana y corazones para que el sol se levantara cada mañana, lo cual es, por supuesto, esencial para la agricultura. Por lo tanto, los aztecas realizaban muchas ceremonias religiosas que eran importantes para celebrar cosechar y plantar, para que pudieran asegurar de los dioses la fertilidad necesaria.

Vendedores y comerciantes aztecas

Economía Azteca

Economía Azteca

El comercio era extremadamente importante para la economía azteca, y por lo tanto los comerciantes eran de extremada relevancia en la sociedad. Estaban una clase social por debajo de los nobles pero sobre los plebeyos y este subgrupo especial era mayormente heredado. Los mercaderes que viajan mucho más allá de la ciudad azteca, se les llamaba Pochteca, y gobernaron los mercados durante el Imperio Azteca debido a sus artefactos y bienes preciados que que no se podían obtener dentro de los confines de la ciudad azteca. Por aquel entonces los comerciantes aztecas tenían que llevar la mayoría de los bienes mediante el uso de una correa que se ataba alrededor de la frente. Este era un trabajo duro, y los comerciantes exigían respeto y estatus. Recorrían largas distancias a lugares lejanos, incluso atravesando las aguas haciendo uso de canoas.

El mercado más grande del Imperio Azteca

El Mercado o como los aztecas lo llamaban, el Tianquiztli, estaba situado cerca del templo principal en el centro de la comunidad en todas las ciudades importantes. Esta posición era importante porque como hemos mencionado antes, el mercado en tiempos aztecas era el corazón del comercio, fue el sistema que mantuvo en movimiento a la civilización azteca, y era el centro o punto de encuentro para los ciudadanos.

El conquistador español Hernán Cortés informó que el mercado más grande de esa época era el mercado de Tlatelolco, la ciudad hermana de Tenochtitlán. Hasta 60.000 personas se reunían allí todos los días, ¡ya que estaba abierto las 24 horas del día durante todo el año!

Había mercados aztecas más pequeños que se especializaban en un tipo específico de bienes o servicios. Por ejemplo, un mercado sería bien conocido por vender esclavos, mientras que otro se especializaría en la venta de joyas. Los más pequeños estaban abiertos sólo cinco días a la semana en la mayoría de los casos, mientras que los mercados más grandes estaban abiertos los siete días a la semana, permitiendo a los aztecas obtener lo que necesitaban cualquier día de la semana.

La Moneda Azteca

En los tiempos de la economía azteca, la moneda más común era el intercambio y el trueque. Las dos formas más comunes en las que los aztecas hacían trueque era mediante el uso de granos de cacao que transformaban en chocolate y el algodón, y es interesante – la palabra chocolate en realidad provenía de la lengua Nahtul “xocolati”. Variaban en su valor, dependiendo de la calidad de los granos o del algodón. Los aztecas también usaban una especie de dinero llamada Quachtli, aunque esto no era tan común como el trueque o el intercambio, y era, de nuevo, una forma de algodón cortado en longitudes estandarizadas. Por último y lo más extraño era que a veces practicaban la venta de sus hijos a cambio de bienes o servicios.

Granos de cacao

Los granos de cacao eran la moneda más común y la principal que usaban los aztecas. Cuanto mayor era la calidad de los granos, mayor era su valor. La calidad del suelo y las condiciones climáticas favorables en la que crecían los granos se reflejaba en la calidad de los mismos, y los aztecas utilizaban esta moneda para realizar pequeñas compras. El nombre del grano de cacao, en realidad se refería al “cacao del pueblo azteca”, y proviene de un árbol llamado, por supuesto, Theobroma cacao.

Quachtli

Las compras más grandes eran negociadas con Quachtli o con tela. Su valor aumentaba si se tejía de manera estrecha y podría costar hasta 300 granos de cacao. En aquellos tiempos, ¡los aztecas creían que alrededor de veinte longitudes de incluso el paño más suelto de tejido que había era suficiente para que una familia promedio para viva un año! Entonces, por supuesto el Quachtli era importante pero también era bastante raro poseerlo en grandes cantidades.

Tajaderas

Utilizado por todas las clases en la sociedad azteca, las tajaderas, o el dinero de azada, estaba hecho de cobre delgado y tenía un peso y tamaño estándar. A veces se le llamaba dinero azada debido a su semejanza con la forma de una azada. Las tajaderas eran compradas con granos de cacao y luego eran utilizadas para el intercambio de otras mercancías en Tlatelolco, el mercado principal visitado regularmente por comerciantes de otras partes del mundo.

Niños aztecas

Economía del Imperio Azteca

Economía del Imperio Azteca

Sorprendentemente y tristemente como mencionamos antes, los niños aztecas también se usaban a veces como moneda. Era una práctica común de la economía azteca vender a los hijos como esclavos o incluso para el sacrificio, un niño azteca a veces era vendido hasta por 600 granos de cacao.

El Comercio Azteca, la Moneda y la Economía Azteca en resumen

El comercio en tiempos aztecas era un acto muy importante, que mantenía a la sociedad en movimiento y empujando hacia adelante. Los aztecas comerciaban diariamente, visitaban el mercado y usaban las diversas formas de moneda aceptada para hacer sus compras. Esta práctica no es, por supuesto, única para el pueblo azteca, sino que el mercado es además una gran parte de la sociedad azteca.

Imprimir

Economía Azteca: Comercio, Moneda y Agricultura en el Imperio Azteca
4.7 (93.85%) 13 votos

Un comentario en “Economía Azteca: Comercio, Moneda y Agricultura en el Imperio Azteca”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *